Ya sabéis que todo lo que comparto con vosotros está basado en mi experiencia  y las observaciones a través de las conversaciones con mucha gente. Tengo la suerte de ser una persona extrovertida, flexible mentalmente, con la capacidad de hacer amigos muy rápido y fácilmente.

El artículo de hoy puede que tenga mucha polémica, sobre todo entre las mujeres, pero me atrevo a escribirlo. He recibido bastantes comentarios sobre el artículo “El paraíso del verdadero amor”. Muchos me han dicho que sí, muy bonito, pero quieren cosas reales, como por ejemplo, ¿dónde encontrar a este hombre tan maravilloso?

¡Vamos allá! Para empezar, tenemos que hacer una pregunta muy importante: “¿Estás segura que quieres tener una pareja?” Bien, ¿ya tienes la respuesta? Entonces seguimos.

Un hombre es una criatura muy sencilla y bastante fácil de comprender. Un hombre por muy mayor que sea es un niño. Un niño, que en su mayoría fue mimado por su madre. Aquí os tengo que decir, que tengo dos hijos estupendos, el mayor con sus 23 años ha creado dos empresas, es coautor de un libro que está entre los 10 primeros de la  economía. Vamos, es un trabajador, un genio, un fenómeno, un artista y puedo seguir.  El más pequeño todavía es un diamante en bruto, con lo cual necesita mucho trabajo y paciencia para que tome un camino correcto. Los dos chicos toman su propio camino, no me meto en sus elecciones,  puedo aconsejar sin presionar,  pero ellos eligen su vida. Pero ahora no se trata de esto. ¿Os he dicho que son unos fenómenos, trabajadores, espectaculares en todos los sentidos?  Se lo digo continuamente. ¿Por qué? Porque la naturaleza de un hombre es acción, protección, gestión. Necesitan apoyo y reconocimiento  de una mujer, que puede ser su madre, luego socia, luego su pareja. ¿Pero chicas, por qué las cosas tan sencillas nos cuesta tanto comprender y aprender?  “¡Yo quiero un hombre que me quiera!”, dice la mujer. Vale, a cambio de qué, ¿de un plato de sopa y ropa planchada? ¡Venga ya!  Eso hace tiempo que no tiene importancia para un hombre.

Ahora vamos a proceder con el manual para la mujer, si quieres tener un hombre en tu vida debes saber; tened en cuenta que todo está basado en muchas charlas con los hombres y observaciones, más pura psicología  y la naturaleza masculina.

Primer paso: Un hombre es un niño grande y responsable, que siempre siempre siempre necesita tener reconocido su trabajo y su esfuerzo. Todos los hombres son unos fenómenos en el campo que se les dé muy bien. ¡Reconócelo! No cuesta nada decirle palabras bonitas, las críticas no siempre  son  buenas, puedes comentar sin agobiar a tu pareja. Si en su trabajo él es bueno ¡díselo!, si haciendo una tortilla es bueno ¡díselo!, haciendo el amor ¡díselo!  ¡Siempre!

Segundo paso: Cada hombre necesita su espacio. Después de un día de trabajo, de una semana laboral, de los esfuerzos, etc.. Tiene que desconectar, o bien con el fútbol, o bien con los amigos y unas cervecitas, o bien en el gimnasio o la pesca. Pero es su espacio, sin mujer, sin hijos, sin responsabilidades. Es como un niño, que tiene tiempo de sacar sus juguetes para desconectar. No le agobies, no le pongas la cabeza como un bombo.  Mejor aún,  participa un poco, si le gusta fútbol y tú sabes un poco, pues coméntalo con él. Comenta con él sus pasiones, serás la mujer perfecta, créeme. De una mujer así no se va nunca un hombre, y no importa qué peso y altura tienes, el tamaño de tu culo y etc..

Eres todo para él, eres el pilar de su hogar, la madre de los hijos, la amante perfecta. Los hombres buscan complicidad en varios sentidos.  El sexo es importante, pero también es importante todo lo demás.

¿Qué es lo que pasa actualmente?

Las mujeres quieren la atención de su pareja continuamente, que este en casa, que participe en todo, que trabaje, que cumpla en  la cama, que sea detallista, bueno, la lista sin fin. Se nos olvida que el hombre es la cabeza, la mujer es el corazón. El hombre proporciona la estabilidad, la mujer proporciona la ternura y amor. Apoya a tu hombre y el responderá en todo, en ayudarte, en cumplir en la cama, en detalles y regalos. OJO, si no responde, chicas, coged la maleta  y marchaos,  bye bye a este personaje, porque os aseguro, él es un imbécil y no vale la pena perder tiempo con él, no esperéis  ningún milagro, no va a suceder. Pero en su mayoría los hombres son mimosos y  bastante comprensivos.  Si no son estúpidos sabrán valorar lo que tienen.  Acordaros: un hombre es un hijo de una mujer que adoraba a su criatura.

Entonces…

Paso tres y resumiendo: Adorad a vuestra pareja, él es un fenómeno, seguro, si no lo es, no estarías con él, mimémosle y vamos a cuidar de él.  No hacemos papel de mamá, hacemos el papel de una esposa comprensiva, inteligente, paciente, cariñosa, cuidadosa. Somos el corazón de la familia, el corazón de nuestro hogar.

Ahora que ya lo sabéis, visualizad al hombre con el que os gustaría compartir felicidad y Él aparecerá en vuestras vidas, y con la gran sabiduría que tiene la mujer, podéis tener una pareja perfecta y duradera. Estoy de acuerdo con alguna mujer que dice: “contra más inteligente es la mujer más difícil encontrar una pareja”. Dímelo a mí. Fácil no es, pero es posible. Proyecta y relájate, Él aparecerá en tu  vida.  Porque si vas a desear con ansia, pues surge un bloqueo y no llegara jamás.

P.D. Chicas, por favor, no arrastreis a vuestro hombre de compras, tened piedad, dejadlos libres, descansando, ya que el shopping no forma parte de sus intereses, hay que comprender,  que es muy fácil.

¡Suerte amigas! Toda mujer, guapa o no, lista o no, trabajadora o no, rica o pobre, puede ser feliz en compañía de un hombre. ¡La vida es un regalo maravilloso y sabe mejor si la puedes compartir con alguien!